La Compraventa
Internacional
de Mercaderías

Por José María Abascal Zamora

Profesor en la Universidad Iberoamericana y delegado de México ante la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (Uncitral).



     En algunos países industrializados (se han dado casos en Alemania y los Estados Unidos), existen despachos de abogados que aconsejan a sus clientes poner en sus condiciones generales una cláusula que excluya la aplicación de la Convención sobre compraventa y que, en su lugar, se aplique la ley nacional de esos países. Afortunadamente, quienes dan tales consejos, son unos cuantos. Por ello, no es mala práctica revisar las condiciones generales que suelen estar impresas en los documentos, para saber si se incluyó una cláusula excluyendo la Convención.

     Por lo general, esas actitudes nacionalistas son producto de la ignorancia, que genera temores injustificados. Se trata de mentes conservadoras con horizontes limitados; sólo conocen su propia ley y temen siempre al extraño extranjero. No toman en cuenta que la ley interna se hizo sobre experiencias y tradiciones locales, para dar solución a problemas nacionales, mientras que la Convención se hizo por todo el conjunto de naciones y para solucionar los problemas específicos de la compraventa internacional.

     Una desventaja que resulta de insistir en la aplicación de la ley nacional, consiste en la pérdida de competitividad. En efecto, como consecuencia de la gran competencia comercial contemporánea y de gran prestigio que ha adquirido la Convención sobre la compraventa, quienes se obstinan en la aplicación de su derecho doméstico, se ven desplazados por los que operan con flexibilidad y aceptan sin reparos someterse a la ley internacional. Una ventaja evidente: como la Convención es universalmente conocida es más fácil, para los árbitros, los jueces y las partes darle interpretación uniforme y con criterios internacionales; y para conocer sus consecuencias no es necesario consultar bufetes de abogados en el extranjero.

|Regresar a Artículos |Parte 1 | Parte 2 |Parte 3|