La Convención de Viena
Sobre los Contratos de Compraventa Internacional
de Mercaderías y el Derecho Mexicano.Estudio Comparativo(*)

Por Jorge Barrera Graf



     5. ACCIONES POR INCUMPLIMIENTO DEL CONTRATO

     Me referiré a las acciones que puedan ejercitar las dos partes del contrato y a las que sólo correspondan a una de ellas.

     Primera. La Convención dedica la Sección III del Capítulo II al incumplimiento del contrato por el vendedor, arts. 45 al 48, y la misma Sección III del Capítulo III, en relación con el incumplimiento del comprador -arts. 61 a 65-. En ambos casos, se otorga a la víctima acción de cumplimiento, salvo que la contraparte "haya ejercido un derecho o acción incompatible con esa exigencia" (arts 46 pfo. 1 y 62), o de rescisión si el incumplimiento es esencial [arts. 49 pfo 1 inc. a) y 64 pfo. 1 inc. a)]; y permite (art. 72) la rescisión del contrato antes de la fecha de su ejecución, si entonces resulta claro que una de las partes va a incurrir en un cumplimiento esencial. En cualquiera de esos casos de rescisión o de cumplimiento forzado procede la acción de reparación por daños y perjuicios (art. 45 pfo. 1 inc. b) y pfo. 2 y art. 61 pfo. 1 inc. b) y pfo. 2). En ambos casos igualmente, se concede al comprador o al vendedor el derecho de "señalar un plazo suplementario de duración razonable para que su contraparte cumpla sus obligaciones (arts. 47 pfo. 1 y 63 pfo. 1), durante el cual, "a menos de que (la parte) haya recibido comunicación de que... no cumplirá lo que le incumbe... no podrá durante ese plazo ejercitar acción alguna por incumplimiento", pero sí de daños y perjuicios por la demora en la ejecución" (arts. 47 pfo. 2 y 63 pfo. 2).(20)

     En nuestro derecho, tanto el C. Civ. (art. 1949), como el C. Co. (art. 376), conceden las mismas acciones de cumplimiento o de rescisión, y además, la de daños y perjuicios. La disposición civil agrega -lo que a mi juicio también es aplicable en materia comercial-, que se podrá pedir la resolución, aun después de haber optado por el cumplimiento, cuando éste resulte imposible".

     Por otra parte, en tanto que el precepto del C. Co. está situado en la parte relativa al contrato de compraventa, el 1949 del Código Civil lo está en materia de obligaciones, lo que hace que se aplique a cualesquiera obligaciones recíprocas (bilaterales) como reza el precepto; sin embargo, el C. Civ. contiene otra disposición, el art. 2300, que expresamente otorga al vendedor la acción de rescisión por la falta de pago del precio. En consecuencia, mientras la acción rescisoria del vendedor se basaría en dicho art. 2300, la del comprador por la falta de entrega de la cosa en que incurriera el vendedor, se basaría en el art. 1949.

     Segunda. Hay un artículo en el C. Civ. que niega la procedencia de la acción rescisoria tratándose de contratos cuyo objeto consista en bienes muebles; es el 1951. Según él, "respecto de bienes muebles no tendrá lugar la rescisión, salvo lo previsto para las ventas en las que se faculte al comprador a pagar el precio en abonos". Y lo que para estas ventas se prevé (art. 2310 frs. II y III), no excluye la acción rescisoria, sino sólo su procedencia en contra de terceros de buena fe; o sea que la salvedad de aquella norma se da en función de éstos, de los terceros adquirentes de buena fe. Lo que pasa es que a nuestro legislador de 1928 se le olvidó agregar al texto de dicho art. 1951 esta indicación: "contra terceros de buena fe" la que, si se inserta en el texto, da sentido y congruencia al artículo: "Respecto de bienes muebles, no tendrá lugar la rescisión contra terceros de buena fe, salvo lo previsto para las ventas en las que se faculta al comprador a pagar el precio en abonos"; y entonces la salvedad estriba en que conste la cláusula resolutoria en el contrato y que ésta se inscriba en el Registro Público (art. 2310 fr. II). Una interpretación literal del art. 1951 debe desecharse, porque iría en contra de los arts. 2300 y 1949 de la lógica y de toda nuestra tradición; el art. 1468 del C. Civ. de 1870, según el cual, "Respecto de bienes muebles, haya o no habido estipulación expresa, nunca tendrá lugar dicha resolución contra el tercero que los adquirió de buena fe"; y el art. 1352 del C. Civ. de 1884 que es copia de aquél.(21)

     Tercera. En relación con dichas acciones de rescisión y de incumplimiento, la Convención prevé que si el comprador (art. 47), o el vendedor (art. 63), conceden a su contraparte que ha incumplido, un plazo suplementario de duración razonable para que cumpla sus obligaciones, salvo el pago de daños y perjuicios por la demora, no podrán durante ese plazo ejercitar "acción alguna" por incumplimiento del contrato, a menos que la parte que no cumple notifique a la parte inocente, que tampoco ejecutará el contrato en el nuevo plazo concedido.(22)

|Regresar a Artículos | Parte 1 | Parte 2 | Parte 3a | Parte 3b | Parte 3c | Parte 3d |Parte 4a | Parte 4b | Parte 5a | Parte 5b|Parte 5c|Parte 6| Parte 7 | Parte 8a | Parte 8b