COMPROMEX, Comisión para la Protección del Comercio Exterior de Mexico
Conservas la Costeña, S.A. de C.V. (Comprador, México) v. Lanín San Luis, S.A.(Vendedor, Argentina) y/o Agroindustrial Santa Adela, S.A.(Vendedor subcontratado, Chile)Expediente M/21/95, Resuelto el 29 de Abril de 1996

Emitido por la Comisión para la Protección del Comercio Exterior a petición de Conservas la Costeña, S.A. de C.V. Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos, - Secretaría de Comercio y Fomento Industrial. En la Ciudad de México, Distrito Federal, a los veintinueve días del mes abril de mil novecientos noventa y seis, la Comisión para la Protección del Comercio Exterior de México, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 20. fracción IV y140 de su propia Ley, procede al análisis del expediente número M/21/95, relativo a la queja promovida por Conserva la Costeña, S.A. de C.V., en contra de Lanin San Luis, S.A. y/o Agroindustrial Santa Adela, S.A. a quienes en lo sucesivo se les denominará como 'la quejosa' y 'la (s) requerida(s)', respectivamente a efecto de emitir dictamen al tenor de los siguientes:

R E S U L T A N D O S

I.-Que con fecha trece de marzo de mil novecientos noventa y cinco 'la quejosa' presentó escrito mediante el cual solicitó la intervención de la Comisión para la Protección del Comercio Exterior de México, reclamando de las empresas 'requeridas' las siguientes prestaciones:
1) El pago de N$ 612,236.00 (seiscientos doca mil dos cientos treinta y seis nuevos pesos 00/100 M.N.) por concepto del precio pagado a LANIN SAN LUIS, S.A. (en adelante y por brevedad LANIN) la compraventa de 7,900 cajas de cocktail de frutas y 590 cajas de duraznos en mitades, incluyendo los gastos de importación FOB,/planta 'LA COSTEÑA'. Así como la devolución de esa mercancía; y
2) El pago de los intereses, daños y perjuicios, así como los gastos incurridos por el incumplimiento de las empresas 'requeridas'.

II. 'La quejosa' fundó su reclamación en los siguientes hechos:

  1. Que en el mes de diciembre de 1992, formuló a 'LANIN' el pedido No. 3446, al cual fue aceptado por esta última. El pedido lo hizo por 100.000 cajas de duraznos en mitades y 20.000 cajas de cocktail de frutas con un valor de U.S. Dlls. 1177,500.00 (un millón ciento setenta y siete mil quinientos dólares de los Estados Unidos de Norte América.
  2. Que antes de realizar el pedido, había aprobado las muestras de los envases y etiquetas que le presentaron las empresas 'requeridas'. De igual forma entregó a 'LANIN' muestras de los empaques de cartón para que ésta embarcara las mercancías en cajas de cartón que cumplieran las especificaciones de dichas muestras.
  3. Que a pesar de que el pedido se fincó a 'LANIN' empresa domiciliada en la República de Argentina la mercancía llegó a México procedente de la República de Chile, embarcada por la empresa 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.'; y que al solicitar la aclaración correspondiente 'LANIN' les informó que había subcontratado la maquila ocasionándole serios problemas ya que la importación se realizó bajo el régimen del Acuerdo de complementación económica México - Chile.
  4. Que el valor de las facturas expedidas por la empresa chilena 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.', no corresponden al valor total de la transacción, por lo que requirió en diversas ocasiones a 'LANIN' la entrega de las facturas con los valores correctos de la operación, pero esta última no cumplió con esa obligación.
  5. Que el pago de las mercancías objeto de la operación lo realizó mediante carta de crédito, irrevocable y confirmada número 1-28777, el 13 de enero de 1993, anexando fotocopias de los documentos bancarios a través de los que se instrumentó el pago correspondiente.
  6. Que con fecha 18 de junio de 1993, envió a 'LANIN' una carta en la cual presentó su reclamación por las siguientes deficiencias de las mercancías:
    a) Las cajas de cartón llegaron en mal estado, como consecuencia de la baja resistencia del cartón, ya que los lados, las esquinas de las cajas estaban rotas o arrugadas, muchas de ellas húmedas y algunas con las esquinas pegadas con cinta adhesiva.
    b) Los colores de las etiquetas en las cajas no corresponden a los del logotipo de 'La Costeña' ya que las cajas presentan color azul y rojo en lugar de amarillo y rojo conforme a las muestras entregadas a 'LANIN'. Además de que al embarque no estaba completo en cuanto al número de cajas.
    c) Una gran cantidad de las mercancías se echó a perder, debido a que el envase de hojalata presentaba serias deficiencias, como la oxidación de la lata; que el promedio de vacío en envases de frutas es de 4.5 'in de Hg' y los envases recibidos de 'LANIN' en un '23% de ellos son menos de 1'in de Hg', según lo cual expresa 'la quejosa', reduce considerablemente la vida del contenido del producto.
    d) Que el 63% de los envases presentan corrosión cerca del área de los 'cierres' y que esa corrosión resultó de la humedad que había dentro de los contenedores y de la mala calidad de las cajas. Además que los botes no tenían la consistencia requerida y por esa razón, muchas latas fueron dañadas.
    e) En cuanto al cocktail de frutas, la mezcla de las mismas no es homogénea, lo que resulta de las relaciones variables entre la pera y el durazno; el tamaño de la uva y la cereza están fuera de especificaciones; además de que la mezcla de las frutas y la calidad de las mismas varía de una lata a otra.
  7. Para acreditar lo hechos anteriores 'la quejosa' presentó acta notarial 'Fe de hechos' número 33482 de fecha 15 de septiembre de 1993, levantada por el Notario Público N. 10 del Distrito de Ecatapec, Estado de México, Lic. Carlos Otero Rodríguez, en la que aparecen una narración de los hechos que al citado fedatario público pudo constatar el día de la fecha de ese instrumento.


III. Que mediante oficios de fecha 15 de marzo de 1995, números de ref. 288/95 y 287/95, girados por esta Comisión, se notificó a las empresas 'requeridas' la queja planteada por 'La Costeña', otorgándoles un plazo razonable a efecto de que manifestaran lo que a su derecho e interés conviniera.

IV. Que con fecha 7 de abril de 1995, se recibió de a Consejería Comercial de México en Santiago Chile el oficio no. 557/95, mediante el cual informa a esta Comisión que la empresa chilena 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.' a sido declarada en quiebra y que oficio de notificación le fue entregado al Sindico de Quiebras que lleva el caso en ese país.

V. Que con fecha 20 de abril de 1995, 'LANIN' presentó ante la Consejería Comercial de México en Buenos Aires, Argentina, escrito en el que da contestación a la queja instaurada en su contra, la que se resume a continuación:
  1. Niega que se encuentre legitimada pasivamente para ser destinataria del reclamo, en relación a la operación de comercio exterior que pretende 'la quejosa', toda vez que la elaboración y exportación de las mercancías fue realizada directamente por 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.'.
  2. Acepta que a mediados de 1992 proveyó directamente a 'la quejosa' de conservas y duraznos en almíbar y que en esa ocasión nunca recibió reclamo alguno de la compradora.
  3. Afirma que en el mes de noviembre de 1992, se presentaron en sus oficinas los representantes de 'La Costeña', a fin de asegurar la provisión de productos para el año 1993, y que en esa oportunidad manifestó a 'la quejosa' su imposibilidad por proveer directamente. Sin embargo, ofrecieron a 'la quejosa' presentarlos con los directivos de la empresa chilena 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.', ya que ésta estaba en condiciones de cubrir la provisión solicitada por 'La Costeña'.
  4. Que una vez que 'la quejosa' aprobó la operación con 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.', se acordó entre las partes que 'La Costeña' abriría una carta de crédito a favor de 'LANIN', para que esta última efectuara los pagos de las mercancías al proveedor chileno, quedando establecido que la provisión sería realizada desde la República de Chile.
  5. 'LANIN' reitera que el elaborador y exportador de las mercancías en cuestión fue la firma chilena 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.' y para comprobar dicha afirmación en lista y anexa en fotocopia diversos documentos dentro de que se encuentran los siguientes:
    • Conocimiento de embarque expedido por la 'Compañía Sudamericana de Vapores, S.A.', de fecha 30 de abril de 1993, por 1758 cajas, en el que se consigna como exportador a 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.'.
    • Certificado de origen No. 8401 Comisión Administradora /Acuerdo de Complementación Económica Chile-México, Asociación Latinoamericana de Integración en el que aparece 'Agroindustrial Sata Adela, S.A.' como empresa exportadora.
    • Certificado Fitosanitario No. 8401 de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria 1951, Ministerio de Agricultura de Chile, Servicio Agrícola y Ganadero dirigido a la Organización de Protección Fitosanitaria de Tampico, México, en donde aparece como exportador 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.';
    • Lista de empaque emitida por 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.', de fecha 30 de abril de 1993, dirigida a 'LA COSTEÑA'.
  6. Asimismo, señala 'LANIN', que sin perjuicio de la manifiesta falta de legitimación de su parte 'Agroindustrial Santa Adela, S.A.' complementó en tiempo y forma acabadamente, las obligaciones que oportunamente asumiera, toda vez que 'la quejosa' adquirió la mercancía en condiciones FOB, circunstancia que se puede acreditar claramente en toda la documentación que acompaña con lo cual al momento de entregar las mercancías FOB, traslada en ese momento al riesgo a 'la quejosa'.
  7. Por otra parte, 'LANIN' manifiesta que declina el procedimiento arbitral así como la emisión del dictamen, en virtud de que no se hallan reunidos los requisitos para que la Comisión para la Protección del Comercio Exterior de México, lleve a cabo el procedimiento arbitral o emita el dictamen previsto en el artículo 14 de la Ley que crea dicha Comisión.
  8. 'LANIN' también manifiesta que ha sido colocada sistemáticamente por 'la quejosa' en estado de indefensión, violentándose su derecho a la defensa, ya que 'la quejosa' realizó en su propio establecimiento y con técnicos de su repartición probanzas tendientes a acreditar la supuesta inadecuación de las latas recibidas a su pedido, argumentando que dichas probanzas carecen de toda validez legal toda vez que han sido realizados por la propia parte interesada, sin permitir el acceso a la parte contraria.
  9. Sostiene 'LANIN' que la constatación notarial exhibida por la quejosa constituye únicamente una simple alegación de los representantes de 'la quejosa' constatada notarialmente.
  10. Argumenta 'LANIN' que la Convención de las Naciones Unidas sobre los Contratos de Compraventa Internacional de Mercaderías (La Convención de Viena) no es aplicable a los fines de la solución de cualquier controversia relativa a la presente operación, ya que la República de Argentina hizo las reservas previstas en el articulo 96 de dicho cuerpo normativo.


VI. Con fecha 13 de junio de 1995, y en cumplimiento a lo dispuesto en al articulo 12 de la Ley de la COMPROMEX, se celebró la junta de avenencia, para lo cual fueron notificadas en tiempo y forma las partes. A dicha diligencia comparecieron las partes en conflicto, 'la quejosa' por conducto de su representante legal y 'LANIN' a través de un escrito que presentó oportunamente en las oficinas de la Consejería Comercial de México, en Buenos Aires Argentina, sin que pudiera lograrse algún avance conciliatorio en el asunto de merito, en virtud de la postura que mantuvieron las partes, ya que se concretaron a ratificar los argumentos que expusieron con anterioridad.

VII. El 26 de junio de 1995, 'la quejosa' presentó ante la COMPROMEX, escrito a través del cual solicitó de este Organismo la emisión de dictamen en los términos de Ley. Por lo que la COMPROMEX, previo el análisis de los autos del expediente en cuestión y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 20, fracción IV y 14 de la Ley que crea una Comisión para la Protección del Comercio Exterior de México, resolvió emitir el dictamen.

VIII. Con fecha 5 de octubre de 1995, la 'COPROMEX' giró oficios a las partes involucradas notificándoles la determinación tomada por dicha Comisión y concediéndoles un plazo razonable, a efecto de que alegaran lo que a su derecho e interés conviniera y, en su caso, aportaran las pruebas adicionales que consideraran pertinentes. 'La Costeña' y 'LANIN' presentaron sus conclusiones mediante los escrito recibidos en esta Comisión, los cuales corren agregados en el expediente respectivo. Por lo que hace a la empresa 'Agroindustrial Santa Adela', se recibió escrito firmado por el Síndico de quiebras, quien con esa carácter manifiesta que conforme a los procedimientos establecidos en las leyes correspondientes de la República de Chile, la empresa antes citada se encuentra totalmente liquidada.

C O N S I D E R A N D O S

I- Este Organismo es competente para emitir dictamen en el presente asunto, atento a lo dispuesto por los artículos 20 fracción IV de la Ley que crea una Comisión para la Protección del Comercio Exterior de México, por haberlo solicitado 'la quejosa' y porque a juicio de la COMPROMEX no existe impedimento legal alguno para tal efecto.

II - 'La quejosa' reclama de las empresas requeridas el pago de NS612,236.00, así como los daños y perjuicios, según ha quedado establecidos en el resultado número I, basándose para tal efecto en los hechos que se relacionan en dicho numeral y en los documentos que exhibió 'la quejosa' a fin de acreditar sus afirmaciones.

III - A juicio de esta Comisión y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 18 y 23 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Contratos de Compraventa Internacional de Mercaderías, adoptada en Viena, Austria, el 11 de abril de 1989 (en lo sucesivo y por brevedad 'La Convención de Viena') de la cual los gobiernos tanto de la República Mexicana, como de la República Argentina, firmaron el instrumento de adhesión respectivo, la relación contractual de las partes quedó acreditada con el escrito de contestación de 'LANIN', ya que en el mismo manifiesta que acordó con 'la quejosa' que ésta abriría una carta de crédito a su favor para que por su conducto se pagaran las mercancías al proveedor chileno. Además, en diversos documentos que exhibieron ambas partes, relativos a la instrumentación de la carta de crédito con la cual 'la quejosa' pagó las mercancías, aparece como beneficiario del crédito 'LANIN'. A mayor abundamiento esta última empresa presentó como prueba de su parte, el escrito de fecha 21 de junio de 1993, en el que entre otras cosas, manifiesta textualmente lo siguiente: 'Nos sorprende que después de dos años de operaciones entre ambas empresas y a pesar de haber mantenido una fluida conversación telefónica y por fax, ante la primera crítica o supuesto problema, se halla notificado al Señor Cónsul de nuestro país en esa, antes de notificamos a nosotros y esperar nuestra respuesta. Así mismo comunicamos que la dirección del establecimiento elaborador 'Santa Adela' ha sido notificado de vuestras inquietudes, se van a poner en comunicación inmediatamente con ustedes y nos mantendrán informados con lo cual volveremos al respecto'. También, obran en el expediente respectivo, diversas comunicaciones presentadas por 'la quejosa', en las que 'LANIN' solicita aprobación de aquélla para el despacho de las mercancías e informa de los diversos embarques que se han efectuado, conforme al pedido de 'la quejosa'. Dichas comunicaciones están fechadas los días 17 de majo, 11 y 15 de junio, todas ellas del año de 1993.

IV - Por tales circunstancias, 'LANIN' o la empresa que ésta subcontrató, debieron haber entregado los productos objeto de la operación en la cantidad, calidad y tipo que se correspondieran a lo convenido; así como los envases y embalajes debieron de estar conforme a lo pactado, tal y como lo disponen los artículos 35 y 36 de 'La Convención de Viena'. Sin embargo, al no existir estipulaciones concretas en cuanto a esos puntos de la relación contractual, esta Comisión considera que serían aplicables las disposiciones legales antes citadas.

V.- 'La quejosa' asegura que las deficiencias del producto detectadas al arribar el mismo a México, se debieron principalmente a la mala calidad de los envases y embalajes. Para acreditar los hechos anteriores 'la quejosa' exhibió los siguientes documentos: Acta notarial (fe de hechos) número 33482 de fecha 15 de septiembre de 1993, levantada por el Notario Público No. 10 del Distrito de Ecatepec, Estado de México, en la que aparece una narración de los hechos que el citado fedatario público constató el día de la fecha de ese instrumento, así como un apéndice con 28 fotografías en las que se aprecian diferentes cajas de cartón estibadas y algunas de ellas presentan daños en su estructura lo que se puede apreciar a simple vista. En la parte externa de dichas cajas se observa el logotipo de 'LA COSTEÑA', con letras de color azul y el fondo de color rojo. También se puede apreciar en las fotografías diversas latas dañadas presentando oxidación y algunas se puede ver que están infladas. Por otra parte en el apéndice 'B' del instrumento notarial aludido, se agrega un documento de fecha 16 de julio de 1993, suscrito por el ingeniero Rafael Mendoza Voga y el ingeniero Ricardo Gutiérrez de la Cruz de la empresa 'La continental, Fábrica de envases de cartón corrugado, S.A. DE C.V.', en el que realizan un análisis de las cajas, concluyendo que el cartón con que fueron elaboradas hace las veces de una envoltura y no de un empaque. También se agrega un documento suscrito por el Garante de Producción de envases de 'LA COSTEÑA' , en el que expresa que la causa del problema se debe a que el proveedor utilizó hojalata DR8 Lbs., con un tipo de cordón inadecuado para esta material sin refuerzo alguno.

VI.-En tal virtud, es evidente que gran parte de las mercancías se dañaron porque los envases y las cajas de cartón no eran las adecuadas, sobre todo si tornamos en consideración que para la transportación de las mismas se utilizó la vía marítima, y de lo cual las empresas 'requeridas' tenían pleno conocimiento. Por lo tanto, era obligación de las 'requeridas' embarcar las mercancías utilizando envases y empaques adecuados para conservarlas y protegerlas durante su transportación. De igual manera, las empresas 'requeridas' estaban obligadas a entregar los documentos relacionados con tales mercancías, en el momento, lugar y forma que se hubiera fijado, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 34 de la 'Convención de Viena'.

VII.- El hecho de que dentro de las condiciones generales de la compraventa se hubiera convenido que la cotización de los productos sería FOB (libre a bordo) cualquier puerto chileno no libera a la vendedora de cumplir con todos y cada uno de los términos pactados. En efecto, conforme al término de venta convenido por las partes FOB, cualquier puerto chileno, ello significa que el vendedor cumple con su obligación de entrega cuando la mercancía ha sobrepasado la borda del buque en el puerto de embarque convenido, esto es que al comprador ha de soportar todos los gastos y riesgos de pérdida o daño de la mercancía a partir da aquel punto, empero, ello no significa que el vendedor queda totalmente liberado de su obligación en cuanto al menoscabo que puedan sufrir las mercancías, al menos que, hubiese cumplido con todos los términos y condiciones que se pactaron, pues el vendedor es responsable de cualquier inconformidad que exista en el momento de la transmisión del riesgo, aun cuando esa falta de conformidad se manifieste después de ese momento, ya que si la falta es después de la transmisión del riesgo, el vendedor será responsable si ésta es causada por el incumplimiento de cualquiera de sus obligaciones. Como lo es el caso que nos ocupa, que el vendedor o proveedor del producto no previó un adecuado envase, empaque y embalaje de la mercancía, para su exacta conservación durante el trayecto hasta el arribo en el país de destino, a la entera satisfacción del comprador.

VIII.- Ahora bien, por lo que se refiere a la entrega de los documentos inherentes a la operación, 'LANIN' o la empresa que ésta subcontrató debieron haber entregado todos y cada uno de los documentos que se correspondieran con la cantidades y valores de las mercancías que fueron pagadas por 'la quejosa', pues al entregar documentos que no están totalmente conformes con la operación (facturas) ello provoca serios problemas de carácter administrativo para 'la quejosa', independientemente de los menoscabos de carácter económico que le ocasionó a 'la quejosa', pues quien subcontrata a otro, está obligado a vigilar el debido cumplimiento de las obligaciones que contraiga.

IX.- Es improcedente el argumento que exprese 'LANIN', en cuanto a la inaplicabilidad de la 'Convención de Viena', por lo que se refiere a las reservas efectuadas por la República de Argentina acuerdo con los artículos 96 y 12 de la citada Convención, toda vez que de las diversas constancias que obran en el expediente respectivo, se desprende que los puntos esenciales de la relaci1ón contractual, se establecieron por escrito, como son las cantidades, características y los precios de los productos objeto de la operación. Así como la instrumentación y pago de dichas mercancías. Luego entonces, la celebración del contrato de compraventa y sus modificaciones, sí se realizaron por medio de procedimiento escrito, según lo establecido en el artículo 11 de 'la Convención de Viena' pues pensar que la exigencia de dicho precepto legal es en el sentido de que la compraventa debe materializarse a través de un contrato formal, sería tanto como contravenir los principios generales de dicha convención. Por lo anteriormente expuesto en los términos de los considerandos que han quedado establecidos y conforme a los artículos 20, fracción IV y 140 de la Ley que crea una Comisión para la Protección del Comercio Exterior de México, se procede a emitir el siguiente:

D I C T A M E N

PRIMERO.- La presente reclamación deriva de una operación de comercio internacional y 'la quejosa', importador en el presente asunto se encuentra domiciliada en la República Mexicana.

SEGUNDO.- De los resultados y considerando que anteceden, se desprende que el asunto planteado no pudo solucionarse por la vía de la conciliación ni a través del arbitraje, por no haberse sometido las 'requeridas' empresas extranjera al mismo. En consecuencia, esta Comisión a petición expresa de 'la quejosa' y en los términos de los preceptos legales antes citados, se encuentra facultada para dictaminar la presente controversia.

TERCERO.- A juicio de esta Comisión 'LANIN' es responsable por no haber supervisado el envase, empaque y embalaje que utilizó la empresa subcontratada por ellos, lo que originó los daños que sufrieron las mercancías, como consecuencia de haber utilizado una forma inadecuada de envasar y embalar las mismas para conservarlas o protegerlas. Por lo tanto, dicha empresa debe pagar a 'la quejosa' la cantidad de $ 612,236.00 (seiscientos doce mil, doscientos treinta y seis pesos 00/100 M.N.).

CUARTO.- 'LANIN' está obligada a entregar a 'la quejosa' el total de las facturas en las que se expresan los valores correctos de la transacción efectuada por las partes.

QUINTO.- En cuanto a los daños y perjuicios que pretende 'la quejosa' esta Comisión no se pronuncia en ningún sentido por no existir elementos suficientes en el expediente respectivo, para tal efecto.

SEXTO.- Déjense a salvo los derechos de las partes, para que los hagan valer en la vía y forma que mejor convenga a sus intereses.

SEPTIMO.- Notifíquese a las partes.