COMENTARIOS A LA LEY 518 DEL 4 DE AGOSTO DE 1999, APROBATORIA DE LA CONVENCION DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE LOS CONTRATOS DE COMPRAVENTA INTERNACIONAL DE MERCADERIAS

María Clara Cabrera Orjuela
Diego Ricardo Galán Barrera


III. LA LEY 518 DEL 4 DE AGOSTO DE 1999

A. Antecedentes

     El 28 de diciembre de 1995 la Presidencia de la República, luego de impartirle aprobación ejecutiva a la Convención de las Naciones Unidas sobre los contratos de compraventa internacional de mercaderías suscrita en Viena el 11 de abril de 1980, sometió a la consideración del honorable Congreso Nacional el proyecto de ley para aprobarla, de conformidad con el texto certificado por la Secretaría General de las Naciones Unidas, según constancia de la Jefe Encargada de la Oficina Jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores expedida el 24 de julio de 1997.

     El proyecto de ley [5] se presentó ante el Senado de la República y se radicó con el número 124/97 Senado, dándosele "...el trámite de una ley ordinaria, en virtud de que la Constitución no establece un procedimiento especial para la expedición de leyes aprobatorias de Convenios Internacionales...".[6] Así las cosas, ante la Comisión Segunda del Senado se surtió el primer debate, concediéndosele aprobación el 16 de diciembre de 1997.

     Posteriormente, en la sesión del 25 de agosto de 1998,[7] el proyecto se aprobó en la plenaria del Senado. Es necesario tener en cuenta que de conformidad con el numeral 16º del artículo 150 de la Constitución Política de Colombia, al Congreso le corresponde la función de aprobar los tratados que el Gobierno celebre con otros Estados o con entidades de derecho internacional, según lo previsto en el numeral 2º del artículo 189 de la Carta.[8]

     Pocos meses después, en la Cámara de Representantes, el proyecto se radicó bajo el número 061/98, siendo aprobado por unanimidad en la Comisión Segunda, el 11 de noviembre de 1998. Finalmente, el proyecto se aprobó, también por unanimidad, el 15 de junio de 1999, en la plenaria de la Cámara de Representantes.

     De esta forma, el 4 de agosto de 1999 fue sancionada la Ley por el Presidente de la República.

B. Estructura

La Ley 518 del 4 de agosto de 1999 consta de tres artículos.
El artículo 1º decreta la aprobación de la Convención.
El artículo 2º señala, de conformidad con el artículo 1º de la Ley 7ª de 1944, que la Convención obligará al país a partir de la fecha en que se perfecciona el vínculo internacional respecto del mismo.
El artículo 3º indica que la ley regirá a partir de la fecha de su publicación.

C. Vigencia

     Si bien es cierto que la ley aprobatoria fue sancionada en el mes de agosto de 1999, respecto de Colombia la Convención solamente entrará en vigor durante el transcurso del segundo semestre del año 2001.

     En efecto, la Ley 518 fue sancionada por el Gobierno Nacional, el 4 de agosto de 1999, y publicada en el Diario Oficial número 43.656 del 5 de agosto de 1999, fecha a partir de la cual comenzó a regir.

     De acuerdo con lo ordenado por el numeral 10º del artículo 241 de la Constitución Política de Colombia, y según lo prevé la misma ley al final de su texto, el Gobierno Nacional remitió la ley aprobatoria a la Corte Constitucional para que la revisara y decidiera definitivamente sobre su exequibilidad.[9]

     La Corte Constitucional se pronunció, respecto de la constitucionalidad de la Convención y de la Ley 518 de 1999, por medio de la sentencia C-529/2000 de la Sala Plena, de fecha 10 de mayo de 2000,[10] declarándolas ambas exequibles.

     En virtud de todo lo anteriormente expuesto, y de conformidad con lo dispuesto por el numeral 2º del artículo 99 de la Convención, ésta entrará en vigor, en relación con Colombia, el primer día del mes siguiente a la expiración de un plazo de doce meses contados a partir de la fecha en que haya depositado su instrumento de aprobación ante el Secretario General de las Naciones Unidas.


Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 |Parte 4a | Parte 4b | Parte 4c | Bibliografía | Anexos