Paso del Riesgo en la Compraventa Internacional, ¨ Quién Pierde las Mercaderías Dañadas o Robadas?

Por José María Abascal Zamora

Profesor en la Universidad Iberoamericana y delegado de México ante la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (Uncitral).

Publicado en El Financiero 6 de Julio de 1994, página 06A



     SI SE INVOCA UN TERMINO COMERCIAL COMO CIF, FOB O CUALQUIER OTRO, CONVIENE PRECISAR QUE SE TRATA DE LOS INCOTERMS 90

     Sin embargo, en el caso Exótica es natural que Core alegue que no hubo acuerdo sobre el momento del paso del riesgo y que no se aplica el Incoterm CIF de la CCI, ya que de tener éxito esa teoría, la cuestión del riesgo se determinaría conforme al artículo 67 de la Convención sobre la compraventa; según esta disposición, cuando el contrato de compraventa implique el transporte de las mercaderías y el vendedor no está obligado a entregarlas en un lugar determinado, el riesgo se transmitirá al comprador en el momento en que las mercaderías se pongan en poder del primer porteador; en nuestro caso cuando el vendedor entregó los contenedores. De ser cierta esta teoría toda la pérdida sería para Exótica.

     Las razones de Core son que la compraventa fue CIF, que el contrato, en principio, se celebró en Nueva York y que el Uniform Commercial Code, en vigor en ese Estado, contiene una definición de CIF que no es igual a la de los Incoterm 90. En consecuencia, no está claro si las partes se estaban refiriendo al CIF de la Cámara Internacional de Comercio o al CIF de la legislación estadounidense. Al no poder definirse que hubo un acuerdo de las partes sobre el CIF específico a que se referían, no se puede concluir que hubo un convenio, ni sobre el momento de la transmisión del riesgo ni sobre el lugar en que el vendedor debe entregar las mercaderías.

     LAS REGLAS DE INTERPRETACION DE LA CONVENCION Y DEL CONTRATO PUEDEN SER DECISIVAS PARA RESOLVER CIERTAS AMBIGUEDADES.

     La teoría de Core no debe prosperar. Recordemos que Core en su contrato con Richard estipuló CIF Incoterms 90 y que Core es una empresa que se dedica a las exportaciones e importaciones. En efecto, el artículo 7 de la Convención de compraventa prescribe que en la interpretación de dicha Convención se tendrá en cuenta su carácter internacional y la necesidad de promover la uniformidad en su aplicación y de asegurar la observancia de la buena fe en el comercio internacional; y el artículo 8 establece que para determinar la intención de una buena parte deber n tenerse en cuenta todas las circunstancias pertinentes del caso, en particular las negociaciones, cualesquiera prácticas que las partes hubieran establecido entre ellas, los usos y el comportamiento ulterior de las partes. Luego es contradictorio con la conducta de Core, y probablemente no de buena fe, que alegue no haber convenido el Incoterm 90, cuando al ejecutar el contrato y pedir a Richard que remitiera las mercancías a Exótica, convino Incoterms 90.

     Además, en general se tiende a identificar a los Incoterm 90 como una especie de usos comerciales internacionales; aunque esa identificación no es necesariamente exacta. El artículo 9 de la Convención dice que las partes quedar n obligadas por cualquier uso que hayan convenido y que, salvo pacto en contrario, se considerar que las partes han hecho tácitamente aplicable al contrato o a su formación en uso del que tenían o debían haber tenido conocimiento y que, en el comercio internacional, sea ampliamente conocido y regularmente observado por las partes en contratos del mismo tipo en el tráfico mercantil de que se trate. Si el tribunal arbitral acepta la noción de que los Incoterms 90 representan unos comerciales internacionales, dado que Core es una empresa neoyorquina de importaciones y exportaciones debía conocerlos, y, por ello, decid ir que el Incoterm 90 CIF fue el convenido por las partes. En consecuencia, Core debe soportar la pérdida proveniente del robo de las 60 unidades.

|Regresar a Artículos | Parte 1 | Parte 2 |